7 tipos de áloes arborescentes y guía de cuidados

áloes arborescentes

Sólo hay unos pocos áloes arborescentes, pero su belleza es tal que merece la pena conocerlos.

Su capacidad para adaptarse a un entorno en el que las temperaturas pueden alcanzar los 50ºC y en el que no llueve durante meses, las hace muy interesantes para su cultivo en zonas cálidas y secas.

Técnicamente, no pertenecen al género Aloe, como se puede ver, pero sus hojas y flores son tan parecidas que se podría pensar fácilmente que son diferentes.

 

áloes arborescentes
áloes arborescentes

Tipos de áloes arborescentes

A continuación puede ver cuáles de estos áloes crecen como árboles.

Como podrá comprobar, todas ellas pertenecen al género Aloidendron.

Hasta 2014, pertenecían al género áloes arborescentes, pero varios estudios filogenéticos han demostrado que son genéticamente distintos. Sin embargo, aquí están los nombres antiguos para que pueda reconocerlos mejor.

Aloidendron barberae (antes Aloe barberae)

El Aloidendron dichotomum es una planta originaria de Sudáfrica.

Tiene un único tronco que puede alcanzar los 9 metros de altura y 1 metro de diámetro en la base.

La copa se ramifica a varios metros del suelo y es redondeada.

Las ramas están protegidas de las altas temperaturas por una capa blanca muy fina que refleja los rayos del sol.

Las hojas crecen en el extremo de las ramas, son de color verde azulado y forman rosetas.

Las flores son amarillas y se encuentran en inflorescencias que salen del centro de las rosetas.

Puede soportar temperaturas de hasta -2ºC si las heladas son cortas.

Aloidendron dichotomum subsp ramosissima (antes era Aloe ramosissima)

El Aloe ramossissima es una planta casi arbustiva
áloes arborescentes

Se trata de una variedad de Aloidendron dichotomum originaria de Sudáfrica y Namibia que alcanza de 2 a 3 metros de altura.

Como su nombre indica, se ramifica con mucha fuerza, por lo que parece más un arbusto que un árbol.

Las hojas son verdes y las flores amarillas.

Debido a la pérdida de hábitat, es una especie en peligro de extinción. Puede soportar temperaturas de hasta -1,5ºC.

Aloidendron eminens (antes era Aloe eminens)

El Aloe eminens es un áloe arborescente
áloes arborescentes

El Aloidendron eminens es un árbol endémico de Somalia que está amenazado por la pérdida de su hábitat.

Puede crecer hasta 15 metros de altura y es una planta de ramificación irregular, es decir, que se ramifica no muy lejos del suelo pero también más alto sin que su copa llegue a la cima:

Lo hace a poca distancia del suelo, pero también a mayor altura, sin que su copa adquiera una forma definida.

Las hojas son de color verde apagado y crecen en rosetas en el extremo de las ramas. Sus inflorescencias son espigas rojas.

Tolera las heladas ligeras de hasta -1ºC.

Aloidendron pillansii (antes era Aloe pillansii)

El Aloidendron pillansii es originario de Namibia y Sudáfrica, donde está en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat.

Alcanza una altura de 10-12 metros y tiene una copa poco ramificada de la que brotan hojas de color verde grisáceo o verde blanquecino.

Las flores son amarillas y aparecen en verano en el centro de rosetas que se agrupan en inflorescencias.

Tolera el frío, pero las heladas son perjudiciales.

Aloidendron sabaeum (antes era Aloe sabaea)

El Aloe sabaea es un tipo de áloe arborescente muy raro
áloes arborescentes

El Aloidendron sabaeum es una especie originaria de Yemen y Arabia Saudí que alcanza una altura de 5 metros.

Tiene un tronco erguido protegido por un capuchón blanquecino y una copa poco ramificada con largas hojas verdes que cuelgan hacia abajo.

Las flores aparecen en el centro de las rosetas y nacen en inflorescencias de color rojo o marrón rojizo.

No tolera las heladas. 

Aloidendron tongaense (antes era Aloe tongaensis)

El Aloidendron tongaense es un árbol que puede alcanzar los 12 metros de altura y es originario de KwaZulu-Natal, entre Sudáfrica y Mozambique.

El tronco tiene un diámetro de aproximadamente un metro en la base y la copa está formada por hojas dispuestas en rosetas verdosas.

Las flores son de color rojo brillante, en espigas tubulares.

Se puede confundir con A.

barberae, pero es una variedad inferior del áloe arbóreo con flores de distinto color (las de A. barberae son anaranjadas). Sin embargo, ambos pueden soportar las mismas condiciones: hasta -2ºC.

 

Cuidados de los áloes arborescentes

Vista de un Aloidendron dichotomum en el jardín
áloes arborescentes

Si quieres saber cómo cuidarlos, lo primero que debes saber es que crecen muy lentamente.

Suelen tardar al menos 10 años en alcanzar el metro de altura, por lo que hay que tener mucha paciencia con ellos.

También es importante saber que son muy sensibles al encharcamiento: los suelos pesados y/o muy húmedos no son buenos para estos aloes.

Por eso te explicamos cómo puedes cuidarlos:

  • Ubicación: Deben colocarse en el exterior a pleno sol, pero sólo cuando se hayan acostumbrado gradualmente.
    Como en general son plantas que toleran las heladas, deben protegerse en un invernadero o en una habitación bien iluminada, pero lejos de las corrientes de aire en caso de heladas en su zona.

  • Suelo: Como medida de precaución, se aconseja plantarlas en sustratos como el Pomice (comprar aquí), ya sea solo o mezclado con un 30% de turba negra.

  • Si quieres tenerlos en el jardín, cava un agujero de al menos 50 x 50 cm y rellénalo con este sustrato.

  • Riego: muy, muy poco. Recuerde que viven en zonas secas, por lo que sólo deben regarse esporádicamente.

  • Hay que tener más cuidado en las macetas que en el suelo, porque la tierra se seca más rápidamente.

  • No obstante, sólo hay que regarlas una vez a la semana o cada diez días en verano y una vez al mes en invierno.

  • Abonar: Los abonos para cactus y otras suculentas pueden utilizarse en primavera y verano. Siga las instrucciones de uso para evitar una sobredosis y quemar las raíces.

  • Trasplante: en primavera. Si están en una maceta, deben replantarse en una maceta más grande cada 3 o 4 años.

  • Elige uno con agujeros, de lo contrario el agua se estancará en su interior y el aloe morirá.

  • Propagación: Propagación por semillas y esquejes en primavera o verano.

  • Semillas: Deben sembrarse en bandejas o macetas con vermiculita o, por ejemplo, tierra para cactus, que puedes comprar aquí (hay que entender que no se parecen en nada a los cactus, pero también necesitan un sustrato que drene bien el agua).

  • Colóquelos cerca de una fuente de calor y en una sombra parcial, y mantenga el sustrato húmedo.

  • La germinación tiene lugar en 15-20 días. 

  • Esquejes: cortar una rama y dejar que la herida se seque durante una semana en un lugar seco y sin luz solar directa.

  • Tras este periodo, plántalo en una maceta con una planta de patata y riégalo.

  • Manténgalo en sombra parcial. Si todo va bien, echará raíces al cabo de una o dos semanas.

 

 

 

La Annona (Annona squamosa)

¿Qué te han parecido los áloes arborescentes? ¿Los conocías?

mira el siguiente articulo

Cuáles son y cómo evitar las principales plagas de jardín

Consejos de jardinería en contenedores para principiantes

 

Source link

1 comentario en «7 tipos de áloes arborescentes y guía de cuidados»

  1. Pingback: 1. árbol columnar

Deja un comentario