Plagas de Huertos y Jardines

Plagas de Huertos y Jardines

Plagas en huertos y jardines Las plagas que pueden infestar o beneficiar a nuestros huertos le resultan familiares.

Plagas de Huertos

Los topos, junto con los conejos, los topillos y las cucarachas, son Plagas de Huertos de vertebrados en jardines y huertos.

Estos animales pueden convertirse en una molestia, no sólo por la comida que consumen, sino también por los agujeros y madrigueras que excavan y las enfermedades que pueden llevar y transmitir.

En este artículo, le revelamos las soluciones ecológicas más útiles para que pueda ponerlas en práctica en caso de infestación de topos…

¿Qué son los lunares?

Los topos son mamíferos subterráneos de la familia Talpidae.

Son pequeños, pesan unos 100 gramos y miden unos 16 cm del hocico a la cola. Su color de pelo puede variar del negro al marrón claro.

También es importante que tengan patas fuertes (sobre todo las delanteras) y que sean anchas para facilitar la excavación. Su oído está muy desarrollado, al igual que su olfato, mientras que su visión es muy limitada.

Los topos suelen encontrarse en huertos y jardines, donde excavan túneles subterráneos para llegar a las raíces de las plantas.

En los huertos también pueden alimentarse de raíces (zanahorias, rábanos, etc.) y tubérculos (patatas, boniatos, etc.) …..

¿Qué hacer ante los primeros síntomas?

Para llevar a cabo un tratamiento eficaz contra las Plagas de Huertos de las frutas y hortalizas, hay que seguir tres pasos esenciales:

Identificar la Plagas de Huertos de los árboles frutales

Como en el caso de cualquier enfermedad de la fruta o del jardín, el primer paso es identificar el tipo de Plagas de Huertos o enfermedad de la fruta que se quiere controlar.

La presencia de topos puede identificarse principalmente por los túneles, los agujeros de los topos y las madrigueras (véase la ilustración siguiente).

Dejan tras de sí montículos de tierra fresca y fina en la superficie del suelo, que suelen tener forma de media luna.

Las especies de topos que se encuentran en la Península Ibérica son principalmente el topo europeo (Talpa europaea) y el topo ibérico (Talpa caeca occidentalis), que son similares en tamaño y hábitos alimenticios, siendo este último endémico de la Península Ibérica.

Su cuerpo es cilíndrico y compacto, las extremidades anteriores están mucho más desarrolladas que las posteriores, son robustas y con forma de pala y tienen grandes y fuertes garras aplanadas.

Los adultos miden entre 18 y 30 cm de largo de la cabeza a la cola y pesan entre 80 y 120 gramos.

La cola es corta, de 1 a 2 cm, y poco peluda, por lo que la piel escamosa es visible.

El resto del cuerpo es densamente peludo, generalmente negro, pero también puede tener una coloración marrón azulada.

Los topos están perfectamente adaptados a la vida bajo tierra y tienen un hocico estrecho, puntiagudo y rosado con vibrisas sensibles.

Son muy sensibles a las vibraciones del suelo y a los estímulos acústicos, lo que, junto con su olfato, les permite cazar a sus presas y evitar a los depredadores.

La principal diferencia entre las dos especies son los ojos. Mientras que en el topo ibérico están ocultos bajo la piel, en el topo europeo, aunque muy pequeños, son visibles…

Evaluar el problema

Una vez identificada la especie de mamífero que se da en su jardín o huerto, es importante determinar si el daño que causa es suficiente para controlarlo.

Los topos se alimentan principalmente de lombrices de tierra, larvas de insectos, lombrices de tierra, mejillones, milpiés, grillos, moluscos y otros invertebrados.

Sus madrigueras tienen entre 5 y 30 cm de profundidad, pero también pueden cavar un poco más profundo, hasta unos 70 cm.

Las madrigueras más superficiales se utilizan para buscar comida, las más profundas están conectadas con el sistema de madrigueras y túneles, que a su vez está conectado con el territorio de otros topos.

Necesitan suelos moderadamente profundos, húmedos y no demasiado compactos, ricos en los nutrientes mencionados anteriormente.

Por tanto, los topos son bioindicadores significativos de la salud del suelo, ya que también son muy sensibles a los contaminantes ambientales y sólo viven donde hay comida.

Además del agotamiento y la degradación del suelo, el ser humano es la mayor amenaza para el topo, ya que se le acusa de dañar los cultivos y jardines al crear sus túneles, cuando en realidad su actividad puede ser beneficiosa.

.

 

Opciones disponibles y aceptables para resolver el problema.

 

Al ser un animal difícil de ver, las estrategias para controlarlos suelen ser extremadamente agresivas, llegando a poner en riesgo la seguridad de otros residentes y usuarios del jardín.

Los cebos envenenados, las trampas y la fumigación no son métodos recomendables, no sólo porque es probable que sean ineficaces, sino también porque son peligrosos para los humanos si entran en contacto con la zona y los alimentos producidos. Los plaguicidas, incluidas las especias y los aromatizantes, también son peligrosos para el ser humano cuando entran en contacto con este espacio y los productos alimentarios derivados de él.

Control ecológico de las Plagas de Huertos moleculares

Las soluciones naturales para alejar a los topos son

1. el método de exclusión


Esto es para evitar que estos mamíferos entren en la zona en cuestión.
Consiste en una valla de 60 cm de profundidad que rodea la zona a proteger y una altura mínima de 30 cm sobre la superficie.

Este método es eficaz si quiere proteger un huerto o plantas individuales de los topos, e incluso puede disuadir a otros animales de entrar en la zona.

2. Dispositivos repelentes

Escobas que son estacas plantadas en el suelo, algunas ultrasónicas, otras vibratorias, e incluso carretes decorativos.

Las botellas vibradoras reutilizadas han demostrado su eficacia y son un método sencillo y casero para repeler a los topos.

Son muy fáciles de colocar: colocamos una varilla metálica en cada topo y una botella de vidrio invertida encima.

Los topos son muy sensibles a las vibraciones, y la vibración de la botella de cristal al entrar en contacto con la varilla de hierro les molesta, por lo que la evitan cuando salen de casa.

3. Preparados de hierbas

Hay dos preparados que destacan por su eficacia:

Ajo y pimienta de cayena: macerar una cucharada rasa de pimienta de cayena y un diente de ajo sin pelar en 1 litro de aceite vegetal durante 15 días.

Después, retira el ajo y añade una cucharada de jabón. Rocía el grano de arena – ¡tenga cuidado, este remedio puede ser peligroso para las mascotas y los niños!


Aceite de ricino: Prepara una mezcla de una parte de aceite de ricino, una parte de agua y añade 2 cucharadas de jabón.

Aplicar sobre el grano de arena por pulverización.

4. Plantas repelentes

Incluya plantas de las siguientes especies en el huerto o jardín:

Euphorbia lathyrus, conocida como tártago o hierba topo.
Fritillaria imperialis, conocida como Corona imperialis
Incarvillea delavayi, conocida simplemente como Incarvillea.

Son muy eficaces y se plantan alrededor de las plantas que hay que proteger.

Proporcionan una verdadera protección de las plantas contra los topos y también contra los ratones.

Esta es quizás la solución que mejor funciona a largo plazo…..

5. depredadores naturales

La creación de condiciones para los depredadores naturales es una alternativa eficaz para limitar la incidencia de topos, musarañas, topillos, conejos y ratones.

Algunos estudios han demostrado que parece haber una relación con las ratas topo (Arvicola terrestris), que colonizan las madrigueras excavadas por los topos en lugar de cavarlas ellas mismas, facilitando así el establecimiento de nuevas colonias.

La mayoría de las Plagas de Huertos de vertebrados en los campos son depredadas por aves como los búhos, mientras que los zorros, gatos y otros mamíferos depredan los topos pero no los comen porque las glándulas epiteliales les dan un sabor desagradable.

Aumentar la presencia de especies como la lechuza común (Tyto alba), el mochuelo (Athene noctua) o el aguilucho pálido (Circo cianco), que pueden depredar de 2 a 10 presas al día. Las cajas nido se colocan en postes de 4 a 5 m de altura, con la entrada orientada al sureste y evitando los vientos dominantes de la región.

Las serpientes y las comadrejas también son depredadores aliados en la agricultura, especialmente en el control de Plagas de Huertos de vertebrados, por lo que es importante ayudarles a encontrar una forma de salir de la zona del jardín sin matarlos.

Bibliografía

“Hablemos de jardinería. Vertebrate Garden Pests”, Cheryl Wilen, Consultora de Gestión Integrada de Plagas de Huertos

Extensión Cooperativa de la Universidad de California. 2003
“Talpa occidentalis, topo ibérico”, Atlas y Libro Rojo de los mamíferos terrestres españoles.
“Topo europeo – Talpa europaea Linnaeus, 1758”, Ma. Carmen Hernández. Departamento de Zoología, Facultad de Biología, Universidad Autónoma de Madrid. Enciclopedia de los vertebrados españoles, Museo Nacional de Ciencias Naturales. 2016
” Topo ibérico – Talpa occidentalis

“Topo ibérico – Talpa occidentalis Carera, 1907”, Ma. Carmen Hernández. Departamento de Zoología, Departamento de Biología, Universidad Autónoma de Madrid. Enciclopedia de los vertebrados españoles, Museo Nacional de Ciencias Naturales. 2016
“Control biológico de la Plagas de Huertos de topillos”, Carlos Cuéllar Basterrechea, Alfonso Paz Luna y Javier Viñuela Madera. Grupo de Restauración de la Fauna y el Hábitat Autóctonos. 2018

Otras cosas que te pueden interesar

¿Cuáles son las plantas resistentes al fuego?





Enlace fuente

casa ecologica

3 comentarios en «Plagas de Huertos y Jardines»

  1. Pingback: 1. proyectos inmobiliarios
  2. Pingback: 🔰 1. la antracnosis como protegerse y prevenir
  3. Pingback: 1. decoraciones de jardineria

Deja un comentario