Prácticas ambientales

prácticas ambientales

prácticas ambientales prácticas ambientales en el mantenimiento de infraestructuras de riego – Normas Tecnológicas de Jardinería y Paisajismo 

prácticas ambientales
prácticas ambientales

Se recomienda la adopción de un programa de buenas prácticas ambientales (BPA) para minimizar los impactos ambientales de las tareas de mantenimiento de las infraestructuras de riego en el sector de la jardinería y el paisajismo.

En el programa de BPA es necesario identificar los aspectos ambientales que pueden llegar a producir unos impactos ambientales y ser vías de contaminaciones por el medio ambiente.

Estos impactos ambientales en el mantenimiento se han agrupado en los grupos siguientes:

  • Consumo de recursos (agua, energía y otros materiales y medios auxiliares).
  • Emisiones de contaminantes (al agua, al aire y al suelo).
  • Residuos que genera (minimizar y gestionar).

Las emisiones son descargas de uno o más contaminantes en el medio que pueden afectar al aire, al suelo o al agua.

Las emisiones en las tareas de mantenimiento del riego suelen estar provocadas por las tareas de limpieza, vertidos accidentales, vertidos de productos peligrosos y por la afectación de las aguas subterráneas por productos químicos utilizados como abonos, plaguicidas.

Aceites y combustibles, cuando son usados con exceso y que se acumulan y terminan infiltrando y contaminando el suelo y las aguas subterráneas. O por una producción de un residuo mal gestionado.

Para la reducción del impacto ambiental se recomiendan unas actuaciones para minimizar el consumo de recursos, la emisión de contaminantes y la producción de residuos que se concretan en las buenas prácticas ambientales que se exponen a continuación:

BPA para minimizar el consumo de los recursos siguientes:

Agua
  • Controlar las fugas o fallos de funcionamiento de la instalación de riego.
  • Mejorar la efectividad del riego mediante la tecnología más apropiada en cada caso.
  • No regar si ha llovido suficiente.
  • Planificar las operaciones de riego con la flexibilidad necesaria para aprovechar los fenómenos meteorológicos, con el uso de los dispositivos accesorios disponibles como los sensores de lluvia, sensores de humedad, etc.
  • Reparar inmediatamente las averías que presente la red de riego.
  • Revisar periódicamente la conexión a la red para detectar fugas y evitar sobreconsumos por averías y fugas.
Materiales y medios auxiliares
  • Establecer un plan de mantenimiento que permita optimizar el uso del agua de riego y reducir las pérdidas.
  • Implantar una gestión y un mantenimiento del sistema de riego eficientes.
  • Mantener en buen estado de conservación los sistemas de distribución del agua.
  • Mantener la programación de riegos que permita ajustar las dosis de riego a las necesidades de las plantaciones, la textura y el drenaje del suelo.
  • Utilizar pluviómetros y sensores de humedad en el suelo, con ellos se pueden tener referencias claras de las precipitaciones y grado de humedad en suelo y, por tanto, determinar las necesidades reales de riego y cortar el riego cuando no sea indispensable.
Energía
  • Planificar las operaciones de riego con la flexibilidad necesaria para aprovechar los recursos naturales de acuerdo con la meteorología.
  • Utilizar sistemas de riego a baja presión y sistemas automáticos temporizados.
  • Utilizar pilas recargables en los programadores de riego.

BPA para minimizar las emisiones de contaminantes:

En el suelo
  • Evitar posibles vertidos accidentales.
  • Llevar un control exhaustivo para limitar al máximo cualquier tipo de vertido.
  • Hacer una gestión adecuada del abonado y en particular del nitrogenado.
  • Establecer los volúmenes máximos de cada riego en funciones del sistema, la profundidad radicular, el estado hídrico y las características físicas del suelo.
  • Evitar la aplicación de aguas de riego de baja calidad agronómica que puedan producir una degradación del suelo.
En el aire
  • Utilizar preferentemente sistemas de riego localizados y enterrado con las aguas regeneradas y en los otros recursos hídricos no potables para el riego para evitar producir aerosoles.

BPA para minimizar y gestionar los residuos que genera:

Minimizar
  • Segregar los residuos en origen, en el lugar donde se producen.
  • Almacenar los materiales peligrosos atendiendo a las indicaciones del fabricante en las fichas de seguridad.
Gestionar
  • Potenciar el reciclaje de los materiales sobrantes, clasificarlo convenientemente y consultar en los proveedores sobre si ofrecen algún tipo de gestión específica.
  • Gestionar residuos peligrosos con un gestor autorizado y respete el tiempo límite de almacenamiento.

Información extraída de la NTJ 14R Mantenimiento de infraestructuras de riego.

Esta Norma tecnológica de jardinería y paisajismo es válida para el mantenimiento y la conservación de las infraestructuras de riego de los espacios verdes.

Entradas relacionadas:

Si quieres ampliar la información consulta:

 

Buenas Prácticas Ambientales y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se han convertido en la agenda mundial de la Sostenibilidad, no solo en el ámbito gubernamental y de las entidades públicas, sino también para las empresas y entidades sin ánimo de lucro. El ODS  15. Vida de ecosistemas terrestres tiene por objetivo proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar sosteniblemente los bosques, luchas contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad.

 

10 Ideas para adornar el jardín,

Source link

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad